I bought a vinyl: Kiasmos

Si hay algo guay (muy guay)  en la música es que si la escuchas con la intención adecuada, es capaz de transportarte a lugares que jamás has visitado. Algunos temas pueden llevarte a momentos de tu vida, pero otros pueden llevarte a momentos nunca vividos. Kiasmos hace justo lo segundo.

En realidad, tiene sentido. Juntar en un dúo a Ólafur Arnalds, un pianista_compositor islandés de raza ganador de un premio BAFTA y a Janus Rasmussen un productor de electrónica feroés da pistas sobre lo interesante que pinta el proyecto. La naturalidad con la que mezclan el techno mas minimal con la sensibilidad de las cuerdas, las atmósferas y los pianos es cuánto menos sorprendente.

Este self-titled Kiasmos se ha convertido en uno de los discos de cabecera de mi discoteca desde la primera escucha que le di, es un disco que te introduce en su mundo con Lit y sin darte ni cuenta, es la aguja del tocadiscos la que te avisa de que llevas ya la mitad del álbum. Poner un adjetivo que abarque todo lo que quiere decirnos este disco es algo complicado, quizá diría sofisticado, pero la sofisticación implica complejidad y sí, este disco es complejo en su producción pero accesible para cualquier audiencia. No se me ocurre otra cosa que brillante.

Mantiene una coherencia ambiental a lo largo de toda la grabación, pero mientras Held te arrastra a la nostalgia y melancolía, Looped te agarra por detrás y te ves a ti mismo llegando al final del tema en el despacho, con los cascos, agitando la cabeza como un empalmado. Swayed te lleva a su vertiente mas techno y te arroja a Thrown, un tema que poco a poco te va devolviendo a esa playa lluviosa y de arena negra, esa Islandia que nunca has conocido. Bent es personalmente el tema mas potente del disco, sin desmerecer el resto, no es que haya temas flojos pero siempre hay alguno que gusta mas que otro. Quizá sea el haberles visto en directo, pero para mi Bent es su tema mas redondo, creo que en sus 5:45 minutos de duración condensan toda la esencia del disco; los rítmos, las atmósferas, los pianos, las subidas, las bajadas y, joder, vaya final. Por si hasta aquí fuese poco, aun les quedan casi diez minutos de Burnt para cerrar el circulo, y dejarte con la duda de si darle la vuelta a la cara del vinilo o directamente ponerte a escuchar todos sus EPs.

—La edición vinilo—

En definitiva, Kiasmos es un álbum mas que indispensable para cualquier amante de la electrónica y de la no electrónica. Tener en los oídos el trabajo de Ólafur, sea lo que sea, siempre es la leche, sus discos en solitario son dignos de mención, como interpreta la cultura musical islandesa… Un delirio de brillantez que cuenta mas de lo que uno espera

Comentario

Este artículo no tiene comentarios. ¡Se el primero!

Ocultar comentarios
FollowDribb.Fb.Ins.Pin.Tw.
...
Volver

Tu carrito

0

No hay productos en el carrito.

Total
 0,00
Finalizar compra
Vacío

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!